Universidad Rural Paulo Freire

La Asociación Montaña y Desarrollo, junto al CIFAES de Amayuelas de Abajo en Palencia, desarrolla la resolución que se produjo en el III Foro por un Mundo Rural Vivo (Navares de las Cuevas, Segovia, 2001), organizado por Plataforma Rural, e inicia un camino de reflexión y acción en colaboración con otras comarcas de nuestro país para constituir la Asociación Universidad Rural Paulo Freire (2006), que agrupa a un grupo de proyectos universitarios. En ese momento nos constituimos también como la Universidad Rural Paulo Freire de la Serranía de Ronda.

La Universidad Rural Paulo Freire (URPF) Serranía de Ronda es un proyecto educativo que pretende levantar referencias para un modelo de desarrollo rural que, por un lado, no pierda su dimensión histórica —la cultura campesina— a través de programas de investigación y transferencia; y que, por otro, desde una perspectiva crítica, atienda las demandas formativas que proceden de una nueva cultura rural emprendedora (agricultura y ganadería ecológica, agroalimentaria, turismo rural, artesanías, patrimonio histórico, restauración del medio ambiente, dinamización, perspectiva de género, etc.).

 

Se apoya en la agroecología, en los valores de igualdad de la escuela feminista y busca un modelo de economía rural sustentable. Su valor añadido es la construcción de procesos participativos desde las experiencias personales y colectivas del territorio, bajo el marco de la educación popular y la educación permanente. Tiende a favorecer una alianza entre la cultura campesina y la nueva cultura rural emprendedora; y entre éstas y la emergencia de una nueva ciudad sostenible que sea capaz de ponerse límites en su voracidad ambiental, energética y humana.

 

Nadie educa a nadie; tampoco nadie se educa solo; los hombres y mujeres se educan entre si mediatizados por el mundo…

 

La educación… se hace algo fundamental en nosotros… educación para el cambio y para la libertad. La opción, por lo tanto, está entre una “educación” para la “domesticación” alienada y una educación como práctica de libertad. “Educación” para la persona -objeto o educación para el persona -sujeto.

 

Paulo Freire

 

 

Proyecto educativo

Nuestro proyecto es eminentemente educativo, con una organización inspirada en la filosofía educadora de Paulo Freire, que pretende vincular el futuro del mundo rural a cinco cuestiones fundamentales: la revalorización de la cultura campesina como modelo de producción sustentable, la educación crítica y transformadora ligada al contexto histórico rural, una perspectiva social de la ciencia y la investigación, la revisión del papel de mujer y hombre en la sociedad, y una praxis de desarrollo rural donde la organización y la creatividad social sea el sustento de la democracia participativa.

 

Su estructura viene definida por dos áreas de investigación básicas, las Cátedras de Vida Rural-Monte Mediterráneo y Dinamización Rural.

 

Por otro lado, también desarrollamos el Feminario como un espacio transversal de pensamiento de género en la sociedad rural y contamos con un interesante Centro de Documentación.

Descarga
Proyecto Educativo
Proyecto educativo Universidad Rural Paulo Freire
PROYECTO_EDUCATIVO_URPF_-_Libro.pdf
Documento Adobe Acrobat 9.6 MB

¿Quién es Paulo Freire?

Paulo Freire
Paulo Freire

BIOGRAFÍA

 

Paulo Reglus Neves Freire (Recife, 19 de septiembre de 1921 — San Pablo, 2 de mayo de 1997) fue un educador brasileño y un influyente teórico de la educación. Hijo de una familia de clase media pobre de Recife, Brasil, nació el 19 de septiembre de 1921.

 

Freire conoció la pobreza y el hambre durante la Gran Depresión de 1929, una experiencia que formaría sus preocupaciones por los pobres y que le ayudaría a construir su perspectiva educativa. Freire se matriculó en la Universidad de Recife en 1943, en la Facultad de Derecho, donde estudió filosofía y psicología del lenguaje al mismo tiempo. Se incorporó en la burocracia legal pero nunca practicó la abogacía, sino que prefirió dar clases de portugués en secundaria.

 

En 1944 se casó con Elza Maia Costa de Oliveira, que era profesora de primaria. Tuvieron cinco hijos y colaboraron por el resto de su vida.

 

En 1946 Freire fue nombrado Director del Departamento de Educación y Cultura del Servicio Social en el Estado de Pernambuco, Estado del que su ciudad natal es capital. Trabajando principalmente entre los pobres que no sabían leer ni escribir, Freire empezó a adoptar un método no ortodoxo de lo que puede ser considerado una variación de la teología de la liberación. En esa época, leer y escribir era un requisito para votar en las elecciones presidenciales brasileñas. En 1961 fue nombrado director del Departamento de Extensión Cultural de la Universidad de Recife, y en 1962 tuvo la primera oportunidad de aplicar de manera significativa sus teorías, cuando se les enseñó a leer y escribir a 300 trabajadores de plantíos de caña de azúcar en tan solo 45 días. En respuesta a estos buenos resultados, el gobierno brasileño aprobó la creación de miles de círculos culturales en todo el país.

 

En 1964 un golpe de Estado militar puso fin al proyecto: Freire fue encarcelado como traidor durante 70 días. Tras un breve exilio en Bolivia, Freire trabajó en Chile durante cinco años para el Movimiento Demócrata Cristiano por la Reforma Agraria y la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas.

 

En 1967 Freire publicó su primer libro, Educación como práctica de la libertad. El libro fue bien recibido y se le ofreció el puesto de profesor visitante en la Universidad de Harvard en 1969. El año anterior había escrito su famoso libro La pedagogía del oprimido, que fue publicado en inglés y en español en 1970. Debido al conflicto político entre las sucesivas dictaduras militares autoritarias y el Freire socialista cristiano, el libro no fue publicado en Brasil hasta 1974, cuando el general Ernesto Geisel tomó control de Brasil e inició su proceso de liberación cultural.

 


MÁXIMAS DE SU PRAXIS PEDAGÓGICA

 

Es necesario desarrollar una pedagogía de la pregunta. Siempre estamos escuchando una pedagogía de la respuesta. Los profesores contestan a preguntas que los alumnos no han hecho.

 

Mi visión de la alfabetización va más allá del ba, be, bi, bo, bu. Porque implica una comprensión crítica de la realidad social, política y económica en la que está el alfabetizado.

 

Enseñar exige respeto a los saberes de los educandos.

 

Enseñar exige respeto a la autonomía del ser del educando.

 

Enseñar exige seguridad, capacidad profesional y generosidad.

 

Enseñar exige saber escuchar.

 

Nadie es, si se prohíbe que otros sean.

 

La pedagogía del oprimido, deja de ser del oprimido y pasa a ser la pedagogía de los seres humanos en proceso de permanente liberación.

 

No hay palabra verdadera que no sea unión inquebrantable entre acción y reflexión. Decir la palabra verdadera es transformar al mundo.

 

Decir que los seres humanos son personas y como personas son libres y no hacer nada para lograr concretamente que esta afirmación sea objetiva, es una farsa. El ser humano es ser humano, y el mundo es mundo. En la medida en que ambos se encuentran en una relación permanente, las personas transformando al mundo sufre los efectos de su propia transformación.

 

El estudio no se mide por el número de páginas leídas en una noche, ni por la cantidad de libros leídos en un semestre. Estudiar no es un acto de consumir ideas, sino de crearlas y recrearlas Solo educadores/as autoritarios niegan la solidaridad entre el acto de educar y el acto de ser educados por los educandos.

 

Todas las personas sabemos algo. Todas ignoramos algo. Por eso, aprendemos siempre.

 

La cultura no es atributo exclusivo de la burguesía. Los llamados "ignorantes" son hombres y mujeres cultos a los que se les ha negado el derecho de expresarse y por ello son sometidos a vivir en una "cultura del silencio".

 

Alfabetizarse no es aprender a repetir palabras, sino a decir su palabra. Defendemos el proceso revolucionario como una acción cultural dialogada conjuntamente con el acceso al poder en el esfuerzo serio y profundo de concientización.

 

La ciencia y la tecnología, en la sociedad revolucionaria, deben estar al servicio de la liberación permanente de la humanización del hombre.

 

OBRAS TEÓRICAS

 

La educación como práctica de la libertad (1969). Mexico, Ed. Siglo XXI.

 

Pedagogía del oprimido (1970). Mexico, Ed. Siglo XXI.

 

Extensión o comunicación. La concienciación en el mundo rural (1973). Mexico, Ed. Siglo XXI.

 

Pedagogía de la esperanza (1996). Mexico, Ed. Siglo XXI.