Por la recuperación de la cultura campesina y por un desarrollo rural equilibrado con su medio ambiente.

ActualidadSaber más Contactar
recursos Solicitud de recursos
y servicios

8 de marzo 2021

Abrázate al 8 de Marzo, Contagia Feminismo

Aquí estamos las feministas rurales del Feminario de URPF de nuevo este 8 de marzo recordando que el modelo social y económico sigue siendo patriarcal y queremos otro.

Seguimos mirando y participando de las realidades cotidianas de nuestros pueblos para repensarlas, resignificarlas y proyectar formas de vida que mantengan vidas dignas para todas en el mundo rural. Y de ahí salpicar a los mundos urbanos!!

Como todos los feminismos de vanguardia, desde el Feminario de URPF nuestro caminar es hacia poner la vida en el centro. El feminismo rural del que estamos impregnadas se sustenta en las experiencias de muchas mujeres de nuestros pueblos, sus saberes, sus formas de hacer, sus formas de entender el cuidado, sus dinámicas comunitarias y de apoyo mutuo….y eso lo aprendemos y construimos escuchando sus relatos, sus luchas, sus resistencias, sus formas de generar movimiento…para convertirlas en nuestras referentes, y nombrarlas como protagonistas.

Nuestra perspectiva local-global-integral nos permite ver las muchas dimensiones de la vida y sobre ellas centramos nuestro hacer diario.  Los espacios y ámbitos en los que estamos y sobre los que nos reivindicamos tienen que ver con:

·         Tener presente la palabra cultura  con todo lo que implica “cultivar” en el mundo y especialmente en el rural

·          Entender que hemos de estar en una permanente adaptación al medio y no al revés.

·         Saber que lo común- la cercanía- los cuidados solo se pueden dar en comunidades vivibles a escala humana y desde la horizontalidad.

·         Poner la vida en el centro y pisar tierra.

·         Pensarnos desde los territorios-pueblos

·         Mantener producción y consumo de alimentos desde lo local-cercano como clave rural y bajo el paraguas de la soberanía alimentaria

·         Visibilizar a lideresas y sabias

·         Hacer ver el valor central que suponen las vivencias y experiencias cotidianas.

·         Reconocer nuestras identidades rurales, desde la mirada feministas

·         Ser feministas rurales supone sentirnos protagonistas de nuestra vida

 

 

Desde todas esas dimensiones y muchas otras avanzamos acompañadas cada día para conseguir vidas dignas de ser vividas.